"Invierte en todo aquello que un naufragio no pueda arrebatarte"
Proverbio
Decídete a Brillar
Ene27

Decídete a Brillar

Nelson Mandela, después de 27 años en la cárcel y de ser elegido en 1994 presidente de Sudáfrica, compartió con el mundo uno de sus poemas favoritos, escrito por Marianne Williamson:  “Nuestro temor más profundo no es que seamos inadecuados. Nuestro temor más profundo es que somos excesivamente poderosos. Es nuestra luz, y no nuestra oscuridad, la que nos atemoriza. Nos preguntamos: ¿quién soy yo para ser brillante, magnífico, talentoso y fabuloso? En realidad, ¿quién eres para no serlo? Infravalorándote no ayudas al mundo. No hay nada de instructivo en encogerse para que otras personas no se sientan inseguras cerca de ti. Esta grandeza de espíritu no se encuentra solo en algunos de nosotros; está en todos. Y al permitir que brille nuestra propia luz, de forma tácita estamos dando a los demás permiso para hacer lo mismo. Al liberarnos de nuestro propio miedo, automáticamente nuestra presencia libera a otros”. ¿No te parece estimulante? Jamás nos dijeron ¡Decídete a Brillar!  ¿Qué es y cómo podemos Brillar?  Hay varios aspectos clave para poder brillar:  El talento. Brillamos cuando conectamos y ponemos en marcha nuestro talento, cuando hacemos lo que amamos, cuando vivenciamos lo que mejor se nos da, cuando damos luz a nuestra faceta más brillante, la que nos permite fluir. La autenticidad. Pero también brillamos cuando, sencillamente, somos, con la mayor libertad posible, en el sentido de tener el menor número de condicionamientos posible, la menor cantidad de trabas y lastres. Ocurre cuando nos liberamos de esquemas mentales (educativos, culturales, religiosos, etc.) que nos esclavizan y limitan restándonos luz y oportunidades. Brillamos cuando somos fieles a nosotros mismos y optimizamos nuestro ser escuchando nuestra naturaleza en su sentido más holístico o global, más sistémico, para llegar a ser la mejor versión de nosotros mismos, la única y más plena. Cuando brillamos estamos llenos de vitalidad, plenos de entusiasmo, repletos de ganas. Pero también estamos llenos de calma, sólidos, en conexión con nosotros mismos. ¿No deberías tratar de brillar con toda tu individualidad y con todas tus fuerzas desde ya mismo? Aprendiendo a Brillar Hay algunas pautas que puedo recomendarte para que lo consigas:   Conócete. Condición indispensable es que te conozcas, que te observes, que sepas con qué actividades disfrutas, te revitalizas, te sientes plenamente vivo/a. Cree en ti. El factor clave para que desarrolles esta pauta es la autoeficacia. Bandura defiende que, “creer en uno mismo no necesariamente asegura el éxito, pero no creer en uno mismo sin duda lleva al fracaso”. Cuando crees en ti sientes afecto positivo, aumenta tu motivación y tu capacidad de acción. Sé determinado/a. La capacidad de sacrificar el placer a corto plazo por el beneficio a largo plazo te llevará al éxito. La determinación, es una combinación...

Leer más
¡Haz que pase!
Ene28

¡Haz que pase!

A veces, más que por auténtica convicción, porque “toca”, pensamos en cambiar hábitos, en especial a principios de año, sin más implicación. Como cabe esperar, en cuanto pasan unas semanas, cuando no antes, abandonamos la idea. Queremos tener vidas felices y significativas, sin embargo, no siempre nos decidimos a invertir el tiempo, la dedicación y los recursos necesarios para conseguirlo. Pero ¿es saludable perseguir y cumplir metas? ¿Qué relación tiene con disfrutar de una buena salud? ¿Qué hacen diferente o qué características tienen las personas que consiguen que lo que desean pase? Y, lo más importante, ¿podemos aprender de ellas? Veamos algunos datos que la Psicología nos aporta al respecto. La importancia de saber elegir y cumplir metas para la salud Cada vez contamos con una mayor evidencia empírica que relaciona el grado en que cumplimos nuestras metas u objetivos personales con el bienestar que experimentamos. Y es que los logros personales son una vía para aumentar nuestro bienestar. Según los datos existentes podemos extraer las siguientes recomendaciones: 1. Cree en ti. Partiendo del Modelo social-cognitivo de Albert Bandura, 1989, y de su Teoría de la autoeficacia, 1997, las personas consiguen su bienestar como consecuencia del logro de sus objetivos personales, los cuales dependen de sus creencias de auto-eficacia. Bandura defiende que, “creer en uno mismo no necesariamente asegura el éxito, pero no creer en uno mismo sin duda lleva al fracaso”. La autoeficacia influye reduciendo estados de afecto negativo y aumentando los de afecto positivo. La motivación y la acción humanas están reguladas por las creencias de control que implican 3 tipos de expectativas:   Expectativas de situación-resultado. Las consecuencias se producen por sucesos ambientales independientemente de la acción personal. Expectativas de acción-resultado. El resultado es consecuencia de la acción personal. Autoeficacia percibida. Referida a la confianza de la persona en sus capacidades para realizar las acciones necesarias con las que alcanzar un resultado deseado. Las creencias de autoeficacia influyen sobre cualquier proceso de cambio personal de ahí su importancia para alcanzar metas. 2. Elige objetivos autoconcordantes.  Según el Modelo de autoconcordancia de Sheldon y Elliot, 1999, las personas pueden elegir o no objetivos que representen adecuadamente sus valores más profundos y sus intereses más duraderos. Distingue entre: Objetivos autoconcordantes. Objetivos buscados por motivaciones intrínsecas o por convicciones con las que la persona se identifica. Estos objetivos tienden a mostrar un locus de causalidad interno, es decir, se sienten como el resultado de una elección propia. Objetivos no-autoconcordantes. Objetivos que proceden del control externo, perseguidos por razones externas o por normas introyectadas, caracterizándose por producir ansiedad y culpa, y por proceder de regiones no integradas del self, es decir, se sienten como una elección ajena. Los primeros representan mejor el estado y los procesos...

Leer más
Florecer para el Bienestar
Mar27

Florecer para el Bienestar

Este 20 de Marzo llegó de nuevo la primavera, estación de renacimiento, regeneración y florecimiento de la naturaleza. Según la Real Academia Española, uno de los significados de florecer es prosperar, crecer en riqueza o reputación.  En Psicología,  Barbara Fredrickson, utiliza el término  florecimiento para hablar de el sentirse plenamente vivo, siendo creativo y resiliente o capaz de sobreponerse a la adversidad. Martin Seligman, en su teoría del bienestar nos habla de florecer como un término relacionado con la salud mental positiva ya que implica la ausencia de enfermedad o trastorno mental y, a la vez, la presencia de crecimiento personal. Para Seligman, los factores para alcanzar el crecimiento personal son PERMA,  siglas en inglés de estos 5 factores fundamentales y que son: P- Positive Emotions. Emociones positivas. Se trata de experimentar más emociones positivas que negativas mediante actividades que nos llevan a aumentarlas lo que nos hará tener más tiempo de disfrute aumentando nuestro bienestar. E- Engagement. Entrega, compromiso, involucramiento. Es la capacidad de involucrarnos de manera positiva en los actos del día a día. Aunque nos parezcan poco placenteros, incluso no siéndolo, si utilizamos nuestras fortalezas al realizarlos, nuestro nivel de bienestar se elevará. R- Relationships. Relaciones. Se refiere a realizar una conexión auténtica con los demás. Dice “los demás son el mejor antídoto contra los momentos difíciles de la vida y la forma más fiable para animarse”. Manejar las relaciones con los demás de manera constructiva nos ayudará a mantener nuestro nivel de bienestar alto. M- Meaning. Significado, sentido en la vida. Pertenecer a algo más grande que nosotros mismos nos llevará también al bienestar. Ser altruistas nos aportará más felicidad que comprarnos algo, por ejemplo. A- Accomplishment. Logros. Sentir que podemos alcanzar las metas que nos proponemos aumentará nuestro bienestar, es la percepción de logro. Realmente tenemos éxito cuando perseveramos, tenemos mayor determinación y no abandonamos, a veces, más decisivos que las propias capacidades. Debemos, por tanto, minimizar nuestro sufrimiento por una parte y, aumentar nuestro crecimiento por otra, con atención a estos factores. Además, Seligman expone que debemos tener al menos 3 de estas 6 características adicionales: autoestima (tener una actitud positiva hacia si mismo), optimismo, resiliencia (capacidad de sobreponerse a la adversidad), vitalidad, autodeterminación y relaciones positivas. Todo ello supone un gran reto por el que, sin duda, merece la pena esforzarse. No obstante, una de las dificultades para no desfallecer y persistir en la lucha por alcanzar nuestras metas y sueños es la imposibilidad de ver resultados inmediatos. En la inmediatez muchas veces no vemos nada y nos desalentamos. Es la suma de los días, la perspectiva del tiempo, la que nos permite valorar nuestros avances, nuestros logros. Me refiero a cuando perseguimos una gran meta, la cual, descompuesta en submetas, supone la...

Leer más