"Invierte en todo aquello que un naufragio no pueda arrebatarte"
Proverbio
“El Elefante Encadenado”: ¿Cuál es tu Estaca?
Abr09

“El Elefante Encadenado”: ¿Cuál es tu Estaca?

    ¿Hace cuánto tiempo te rendiste? ¿Desde cuándo no revisas tus esquemas, tus posibilidades reales de cambio? Puede que te sientas cansado/a de vivir de una manera que no te convence. ¿Qué harías si tuvieras una varita mágica y pudieras mejorar tu vida? Imagina una respuesta que no sea material. ¡Escríbela! ¿En qué consistirían los cambios que desearías con respecto a ti mismo/a? ¿Estás convencido/a de que no puedes hacerlo? Quizá te estás resignando. No renuncies a vivir mejor, no renuncies al bienestar y a la positividad saludable en tu día a día. ¡Inténtalo de nuevo! ¡Pide ayuda si es necesario!...

Leer más
Conservar la Esperanza
Abr02

Conservar la Esperanza

La esperanza es una de las 24 fortalezas que Martin Seligman y Christopher Peterson incluyen en el VIA, Cuestionario de Fortalezas Personales, dentro de la categoría denominada “Trascendencia”: fortalezas que forjan conexiones con la inmensidad del universo y proveen de significado la vida. La esperanza junto con el optimismo y la proyección en el futuro son fundamentales para vivir con ilusión por el futuro estando dispuestos a luchar por él, a esforzarnos por conseguir lo que está por venir. Las investigaciones revelan que las personas con más esperanza tienen menores índices de depresión y se sienten más satisfechos con su vida, tanto si se trata de jóvenes como de ancianos. También se ha visto que la esperanza nos ayuda a manejar el estrés. Un aspecto especialmente interesante de la esperanza es que se asocia fuertemente con el sentido de la vida, con creer que nuestra vida tiene significado y propósito. También han encontrado que la esperanza influye sobre la recuperación de los enfermos, en casos de personas que han sufrido quemaduras, que tienen artritis, fibromialgia y lesiones de la columna. Parece ser que las personas con mayores niveles de esperanza tienen más capacidad para tolerar el dolor (Rand y Cheavens, 2009). La esperanza tiene efectos similares entre los deportistas pues se ha visto que el nivel de esperanza de los atletas explica más de la mitad de su éxito en la pista. Incluso, en algunos casos, puede jugar un papel más importante que su habilidad natural para ese deporte (Curry, Snyder et al.1997). La esperanza se relaciona con muchos otros aspectos de nuestra vida, entre ellos la salud física y mental. Se ha visto que la gente que tiene altos niveles de esperanza tiende a manejar mejor las enfermedades, porque se informa mejor sobre su problema y se compromete más con el tratamiento y la prevención de éstas (Snyder, Feldman et al. 2000). Además de todos estos datos sabemos que podemos hacer actividades que nos lleven a aumentar nuestro nivel de...

Leer más
Florecer para el Bienestar
Mar27

Florecer para el Bienestar

Este 20 de Marzo llegó de nuevo la primavera, estación de renacimiento, regeneración y florecimiento de la naturaleza. Según la Real Academia Española, uno de los significados de florecer es prosperar, crecer en riqueza o reputación.  En Psicología,  Barbara Fredrickson, utiliza el término  florecimiento para hablar de el sentirse plenamente vivo, siendo creativo y resiliente o capaz de sobreponerse a la adversidad. Martin Seligman, en su teoría del bienestar nos habla de florecer como un término relacionado con la salud mental positiva ya que implica la ausencia de enfermedad o trastorno mental y, a la vez, la presencia de crecimiento personal. Para Seligman, los factores para alcanzar el crecimiento personal son PERMA,  siglas en inglés de estos 5 factores fundamentales y que son: P- Positive Emotions. Emociones positivas. Se trata de experimentar más emociones positivas que negativas mediante actividades que nos llevan a aumentarlas lo que nos hará tener más tiempo de disfrute aumentando nuestro bienestar. E- Engagement. Entrega, compromiso, involucramiento. Es la capacidad de involucrarnos de manera positiva en los actos del día a día. Aunque nos parezcan poco placenteros, incluso no siéndolo, si utilizamos nuestras fortalezas al realizarlos, nuestro nivel de bienestar se elevará. R- Relationships. Relaciones. Se refiere a realizar una conexión auténtica con los demás. Dice “los demás son el mejor antídoto contra los momentos difíciles de la vida y la forma más fiable para animarse”. Manejar las relaciones con los demás de manera constructiva nos ayudará a mantener nuestro nivel de bienestar alto. M- Meaning. Significado, sentido en la vida. Pertenecer a algo más grande que nosotros mismos nos llevará también al bienestar. Ser altruistas nos aportará más felicidad que comprarnos algo, por ejemplo. A- Accomplishment. Logros. Sentir que podemos alcanzar las metas que nos proponemos aumentará nuestro bienestar, es la percepción de logro. Realmente tenemos éxito cuando perseveramos, tenemos mayor determinación y no abandonamos, a veces, más decisivos que las propias capacidades. Debemos, por tanto, minimizar nuestro sufrimiento por una parte y, aumentar nuestro crecimiento por otra, con atención a estos factores. Además, Seligman expone que debemos tener al menos 3 de estas 6 características adicionales: autoestima (tener una actitud positiva hacia si mismo), optimismo, resiliencia (capacidad de sobreponerse a la adversidad), vitalidad, autodeterminación y relaciones positivas. Todo ello supone un gran reto por el que, sin duda, merece la pena esforzarse. No obstante, una de las dificultades para no desfallecer y persistir en la lucha por alcanzar nuestras metas y sueños es la imposibilidad de ver resultados inmediatos. En la inmediatez muchas veces no vemos nada y nos desalentamos. Es la suma de los días, la perspectiva del tiempo, la que nos permite valorar nuestros avances, nuestros logros. Me refiero a cuando perseguimos una gran meta, la cual, descompuesta en submetas, supone la...

Leer más
Día Internacional de la Felicidad
Mar20

Día Internacional de la Felicidad

La Asamblea General de la ONU, en la resolución 66/281, de 12 de julio de 2012, decretó el 20 de marzo, Día Internacional de la Felicidad, para reconocer la relevancia de la felicidad y el bienestar como aspiraciones universales de los seres humanos y la importancia de su inclusión en las políticas de gobierno. La resolución invita a todos los Estados Miembros, a los organizaciones nacionales, regionales e internacionales, a la sociedad civil y a las personas a celebrar este día, y promover actividades concretas, especialmente en el ámbito de la educación. Una de las claves de la felicidad es experimentar emociones o estados positivos con más frecuencia. Los momentos de placer y de bienestar no se limitan a hacerte sentir bien sino que ensanchan tus horizontes y aumentan tus capacidades sociales, físicas e intelectuales, como afirma Barbara Fredrickson. Además, según Sonja Lyubomirsky, las emociones positivas provocan espirales ascendentes: por ejemplo, después de hacer ejercicio aeróbico sientes más energía, ésto incentiva tu creatividad, de donde surge una nueva idea sobre cómo cautivar a tu pareja, y eso fortalece tu matrimonio, con lo cual aumentan tu satisfacción y compromiso, y eso te vuelve más agradecido e indulgente, lo cual alimenta tu optimismo, creando una profecía que acarrea su propio cumplimiento, que amortigua el malestar que te produce un inconveniente en el trabajo, y así sucesivamente. Sabemos también que existe un fenómeno de habituación que nos permite disfrutar con intensidad las primeras cucharadas de nuestro helado favorito pero que nos lleva a perder el placer inicial a medida que las cucharadas se suceden en el tiempo. Es por ésto que apoyamos la idea de la felicidad intermitente, al menos este tipo de felicidad más hedónica, pues nuestra naturaleza se habitúa ante los estímulos que se repiten o mantienen en el tiempo. De ahí que, en este sentido, Sonja Lyubomirsky, nos aconseje, de poder hacerlo, gastar nuestro dinero en numerosas cosas agradables que nos produzcan placer a lo largo de los días cotidianos: una comida diaria a base de algo especial, un masaje semanal, una entrega de flores frescas de vez en cuando, un día de cine, etc. en lugar de gastarlo todo en una sola cosa muy costosa. Los factores variedad, intermitencia y sorpresa tienen mucho que decir sobre nuestra capacidad de sentirnos felices. Podemos provocarnos estados de ánimo alegres y positivos realizando actividades que nos lleven a vivir esos estados. Ver películas divertidas, contar o escuchar chistes, escuchar y bailar canciones optimistas son buenos ejemplos de ello. Te animo a unirte a la celebración de este día con una canción que está sonando con gran éxito por su mensaje optimista y su ritmo, y...

Leer más
Solidaridad en favor de la Humanidad
Feb27

Solidaridad en favor de la Humanidad

Cada vez es mayor la evidencia científica de los beneficios que tiene la solidaridad para alcanzar y disfrutar de una vida más satisfactoria, más plena y más feliz. Contamos cada vez con más estudios que reflejan las ganancias de los que muestran conductas prosociales y altruistas en favor de los demás, frente a los que muestran conductas más hedonistas y egoístas prefiriendo la autogratificación en favor de sí mismos. Tanto es así que este comportamiento llega a provocar cambios a nivel genético. Una prueba más de que lo que sentimos, pensamos y hacemos tiene una manifestación clara en nuestro yo más físico, considerado “inmutable” durante gran parte de nuestra historia. Prueba de ello es el estudio del equipo de investigadores, liderado por Steven Cole, de la UCLA, y Barbara L. Fredrickson, de la Universidad de Carolina del Norte, quienes solicitaron a 80 voluntarios sanos completar un cuestionario online donde se les preguntó por qué se sentían satisfechos con sus vidas. A continuación, los investigadores tomaron muestras de su sangre para analizar sus glóbulos blancos. Encontraron que los diferentes tipos de felicidad generan efectos diferentes en el genoma humano. Dividieron las clases de felicidad en dos, en función de si la felicidad provenía de hacer cosas por los demás (altruismo) o para uno mismo (hedonismo y egoísmo). Ambos tipos de felicidad pueden coexistir, aunque siempre prevalecerá una sobre la otra. Resultó que: La felicidad altruista: resulta más beneficiosa para nuestro genoma. Mostraron perfiles de expresión genética muy favorables en sus células inmunitarias; tenían niveles bajos de expresión de genes antiinflamatorios y una expresión fuerte de genes antivirales y de anticuerpos. La felicidad hedonista y egoísta: resultante de, por ejemplo, gastar nuestro dinero en caprichos para nosotros. Presentaron perfiles exactamente opuestos; tenían un perfil de expresión genética adversa que incluía una alta expresión de genes inflamatorios (relacionada con el desarrollo del cáncer, la diabetes y enfermedades cardiovasculares) y una baja expresión de genes antivirales y de anticuerpos. Esta estrategia de premiar a los seres humanos más altruistas frente a los egoístas a través del cambio en la expresión génica es muy probablemente impulsada por una estrategia evolutiva que contribuya al bien común: solidaridad en favor de la humanidad y, secundariamente, en favor de uno mismo. Voces para la Paz, Músicos solidarios, se constituyó en el año 98 impulsada por Juan Carlos Arnanz como una asociación independiente de ayuda humanitaria que utiliza la música como medio para realizar y apoyar proyectos que contribuyan a la erradicación de la pobreza y a la mejora de las condiciones de vida de las personas y comunidades más vulnerables y desfavorecidas. Un excelente ejemplo de solidaridad. Al parecer, hubo un problema de sonido que...

Leer más