"Invierte en todo aquello que un naufragio no pueda arrebatarte"
Violeta Perán Tlf: 968 93 00 63 y 655 63 98 33

Conservar la Esperanza

Esperanza_

La esperanza es una de las 24 fortalezas que Martin Seligman y Christopher Peterson incluyen en el VIA, Cuestionario de Fortalezas Personales, dentro de la categoría denominada «Trascendencia»: fortalezas que forjan conexiones con la inmensidad del universo y proveen de significado la vida. La esperanza junto con el optimismo y la proyección en el futuro son fundamentales para vivir con ilusión por el futuro estando dispuestos a luchar por él, a esforzarnos por conseguir lo que está por venir.

Las investigaciones revelan que las personas con más esperanza tienen menores índices de depresión y se sienten más satisfechos con su vida, tanto si se trata de jóvenes como de ancianos. También se ha visto que la esperanza nos ayuda a manejar el estrés. Un aspecto especialmente interesante de la esperanza es que se asocia fuertemente con el sentido de la vida, con creer que nuestra vida tiene significado y propósito. También han encontrado que la esperanza influye sobre la recuperación de los enfermos, en casos de personas que han sufrido quemaduras, que tienen artritis, fibromialgia y lesiones de la columna. Parece ser que las personas con mayores niveles de esperanza tienen más capacidad para tolerar el dolor (Rand y Cheavens, 2009).

La esperanza tiene efectos similares entre los deportistas pues se ha visto que el nivel de esperanza de los atletas explica más de la mitad de su éxito en la pista. Incluso, en algunos casos, puede jugar un papel más importante que su habilidad natural para ese deporte (Curry, Snyder et al.1997).

La esperanza se relaciona con muchos otros aspectos de nuestra vida, entre ellos la salud física y mental. Se ha visto que la gente que tiene altos niveles de esperanza tiende a manejar mejor las enfermedades, porque se informa mejor sobre su problema y se compromete más con el tratamiento y la prevención de éstas (Snyder, Feldman et al. 2000).

Además de todos estos datos sabemos que podemos hacer actividades que nos lleven a aumentar nuestro nivel de esperanza.

Autor: Violeta Perán

Apasionada de la Psicología e interesada en el funcionamiento óptimo de las personas y de las organizaciones, cuento con casi 20 años de experiencia como psicóloga, psicoterapeuta y docente en distintos ámbitos, públicos y privados, promoviendo la salud, el bienestar y la positividad saludable en el día a día. Soy Psicóloga Sanitaria, Psicoterapeuta Europeo en Clínica y Salud, Especialista en Psicología Positiva Aplicada y Miembro de la SEPP, Sociedad Española de Psicología Positiva. He creado SaludableMente, mi contribución al bienestar, y soy miembro del COP, Colegio Oficial de Psicólogos, de la Región de Murcia.

Comparte este post en

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.